¿Quiénes somos?

Los que coordinamos estas páginas :

Somos un grupo de jóvenes  de la parroquia de la Asunción de Albacete. Nos reunimos semanalmente (o casi) para trabajar en este proyecto. Pretendemos, además de dedicar parte de nuestro tiempo a prestar este servicio a la parroquia, seguir trabajando en la tarea de crecer personalmente en comunidad.

Los distintos grupos que estamos en la Parroquia : 

 

 Los enlaces que  aparecen a continuación están clasificados en los siguientes grupos de agentes de pastoral de la Parroquia:  (PINCHANDO EN CADA UNO TE VAS A ESA SECCIÓN).

 
  • Varios: Coro de jóvenes, monaguillos, Scouts
   
 

Enlace Catequistas :

CATEQUISTAS

 

¿ Quiénes somos?

     Somos unas cuarenta personas, la mayoría mujeres, pero también algún hombre y varios chicos y chicas jóvenes. La parroquia nos ha encargado la tarea de conocer, acompañar y ayudar a niños o adolescentes durante un tramo de sus vidas en el que se han de abrir caminos que les permitan llegar al encuentro personal con Dios.

     Estamos organizados según la etapa  de catequesis de la que nos ocupamos:

   -  Catequesis de Iniciación en la Fe , para niños que tienen entre siete y diez años (2º, 3º y 4º de E. Primaria).

   - Catequesis de Síntesis de Fe, para niños de once y doce años (5º y 6º de E. Primaria).

   - Catequesis de Personalización de la Fe, para adolescentes de trece y catorce años ( 1º y 2º de ESO). Son dos cursos de Educación Afectivo-sexual

   - Catequesis de Confirmación , para adolescentes de quince y dieciséis años ( 3º y 4º de ESO ).

       Hay en total seis grupos de catequistas: tres de ellos, uno para cada curso, se dedican  a la Catequesis de Iniciación; otro grupo atiende la Catequesis de Síntesis de Fe ; otro la Catequesis de Personalización y, por último, otro la Catequesis de Confirmación.

  ¿ Qué deseamos?

        A pesar de ser, en conjunto, un grupo tan numeroso y heterogéneo en cuanto a edades, profesiones, aficiones... , todos perseguimos unos objetivos comunes:

q             Contribuir a hacer posible que los niños y adolescentes sean capaces de descubrir la presencia de Dios, que les ama y les busca, en el mundo que les rodea y en el interior de ellos mismos.

q             Ir integrando progresivamente a los niños y adolescentes en nuestra parroquia  y , a través de ella, en la  Iglesia.

q            Dar testimonio de nuestra propia experiencia de fe.

q            Mejorar en aspectos relacionados con la transmisión del mensaje que anunciamos.

q            Cuidar, fortalecer y aumentar nuestra fe.

q            Compartir nuestros trabajos, nuestros problemas, nuestras inquietudes..., propiciando un clima de colaboración , entendimiento y acercamiento personal.

q            Sentirnos miembros vivos de la comunidad eclesial.

¿ Qué hacemos y cuándo lo hacemos?

q            Las sesiones de catequesis son de una hora semanal.

q           Veinte minutos antes de la sesión, nos reunimos con el párroco para comentar  la forma más adecuada de abordar  el tema que vamos a tratar ese día y para aclarar las  dudas que nos hayan surgido.

q            En nuestra parroquia funciona, desde hace ya algunos años, la  Escuela Parroquial de Formación de Catequistas. Se nos proporciona material y, una vez al mes, nos reunimos para poner en común, con la ayuda del sacerdote, el tema que hemos preparado. Los temas que tratamos están relacionados con la vida y las enseñanzas de Jesús, con la finalidad y la forma de llevar a cabo la catequesis, con el conocimiento y la interpretación de la Palabra de Dios, etc.  Todos ellos tienen una vertiente que se dirige a lo más profundo de nuestro ser y que nos ayuda a cimentar nuestra fe en Dios y a vivir con coherencia el mensaje cristiano.

q            Cada domingo, los niños de un grupo de Catequesis de Iniciación o Síntesis de Fe ayudan a preparar la Misa de Niños, también participa en esta labor el grupo de scouts. Los niños leen la Palabra de Dios, preparan las peticiones..., es un buen momento para celebrar juntos la alegría de ser hijos de Dios y para que vayan tomando contacto con el resto de la comunidad. Los  jóvenes de los grupos de Catequesis de Personalización de la Fe y Confirmación  tienen asignados algunos domingos para colaborar en la preparación de la Misa de Comunidad. Los catequistas les acompañamos en estas celebraciones.

       ¿ Quieres conocernos ?

      Si te sientes interesado por conocernos mejor o piensas que podrías colaborar, ponte en contacto con nuestro párroco o con alguno de nosotros.

 

 


Página de Pastoral Familiar :

Pastoral familiar

     En este apartado englobamos los siguientes grupos:

> El grupo de matrimonios que se encarga de preparar y dar los cursillos prebautismales.

> El grupo de matrimonios que se encarga de preparar y dar los cursillos prematrimoniales.

> El grupo de personas que se encarga de mantener un cierto contacto con los padres después del bautismo de su hijo

> El grupo de personas que se encarga de preparar y dar las charlas de la Escuela de Padres .

 

Pastoral prebautismal

     Somos cuatro matrimonios que todos los meses, el último lunes y martes de mes normalmente, tenemos dos reuniones con los padres y padrinos que van a bautizar a sus hijos en el próximo mes

     Cada dos matrimonios damos una de las charlas cada mes.

 

Pastoral prematrimonial

    Somos siete matrimonios ( en algún caso sólo participa uno de los dos miembros del matrimonio) que una vez al año, normalmente a primeros de marzo, damos durante dos semanas un cursillo prematrimonial. También los sacerdotes participan y dan dos charlas.

Pastoral postbautismal

Somos dos personas que todos los meses enviamos una carta a todas las familias que, durante ese mes, cumplen un año, o dos, o tres, o cuatro o cinco años.

En esa carta les comunicamos la alegría de la comunidad cristiana de la Asunción por el cumpleaños y bautizo de su hijo o hija y les enviamos  una ficha en la que se les indica algunos rasgos evolutivos de su hijo y algunas sugerencias para educarlos y educarlos en la fe. Estas fichas son distintas para cada uno de los cinco años.

Pastoral  "Escuela de Padres"

     Somos unas seis personas que cada año preparamos y damos:

     - Tres charlas para los padres de niños de primer curso de primera comunión

      - Tres charlas para los padres de niños de segundo curso de primera comunión.

     -   Cinco charlas para los padres de los niños que ese año reciben la Primera Comunión.

     - Y unas jornadas de tres días de duración para los padres de chicos y chicas de 10 a 17 años que vienen a catequesis parroquial después de la comunión, confirmación y jóvenes.

 

 


Página de : Grupo de mujeres, de adultos y Vida Ascendente:

Grupo parroquial de mujeres. 

¿ Quiénes somos ? 

Nos preguntamos , somos un grupo de mujeres de la Parroquia de la Asunción en el que existen mujeres de A.C. y otras que se han ido integrando al grupo parroquial que es como le llamamos , asistimos 32 mujeres todos los miércoles a las 18:15 horas , tres miércoles los dedicamos a temas de formación , comentario del Evangelio y los últimos Miércoles de mes , tenemos retiro ; el sacerdote de este grupo es Guillermo , tenemos ilusión porque el grupo vaya creciendo , ponemos esfuerzo y amistad , para este fin.

Ven a la parroquia y veras como te gusta , nuestra misión es llevar el mensaje de Cristo en el mundo.

 

Grupo de formación de hombres y mujeres

 

Nos reunimos todas las semanas el martes de 6, 25horas  a 7, 25 horas. Somos muy puntuales, especialmente al terminar, para que quienes participamos en la Eucaristía parroquial de las 7, 30 Horas no lleguemos tarde.

 

Asistimos a la reunión alrededor de diez personas, algunas en edad laboral y el resto jubilados. Últimamente se han incorporado algunos matrimonios; en consecuencia habrá que cambiar el nombre del grupo que podrá ser “ Formación de Adultos”.

 

El grupo está abierto para cuantos adultos/as quieran acompañarnos.

 

Los temas que tratamos son los propios de la formación religiosa: Biblia, catecismo de la Iglesia Católica, temas de actualidad, etc.

 

Habitualmente en este tiempo dedicamos la reunión al estudio del catecismo de la Iglesia Católica; excepto una vez al mes en que se aborda uno de los temas del Plan de Formación de Agentes de Pastoral de la Diócesis de Albacete.

Grupo de Vida Ascendente 

Ø      Es un MOVIMIENTO DE IGLESIA, formado por hombres y mujeres mayores

Ø       ( jubilados) que se reúnen en pequeños grupos, en un clima de amistad fraterna, para ayudarse mutuamente a descubrir y vivir cada día mejor su misión de laicos cristianos.

Ø      Es una ESCUELA DE FORMACIÓN ESPIRITUAL, se comenta el contenido del Plan de Trabajo de cada curso y se trabaja en la maduración de la fe y en el esfuerzo personal que lleva a la configuración con Cristo.

Ø      Es una ESCUELA DE FORMACIÓN APOSTÓLICA, trata  de llevar el mensaje evangélico a todos, no sólo a mayores, sino a todas las personas de nuestro entorno a través del compromiso ( servicios parroquiales o compromisos sociales) según posibilidades y carismas.

Ø      Es una ESCUELA DE AMISTAD, que nace y se desarrolla entre personas que comparten una misma fe y un mismo ideal, intercambiando experiencias.

En nuestra parroquia formamos este Movimiento dos grupos con un total de treinta y dos personas, que nos reunimos cada quince días, los martes de 6  a 7 de la tarde, en los salones parroquiales.  Estos grupos están abiertos a todas las personas interesadas.

 


Página de los Grupos de Jóvenes:

Jóvenes

¿Quiénes somos?

Somos bastantes los jóvenes entre 17 y 35 años, más o menos, que por unos motivos u otros nos relacionamos con la parroquia (aunque no solemos coincidir todos juntos).

q  Unos somos catequistas o lo hemos sido.

q  Otros formamos parte del coro.

q  Algunos somos monitores de scouts.

q  Otros muchos acudimos a la parroquia los sábados o domingos a misa.

q  También estamos algunos que participamos en grupos como: de oración, prematrimo-niales, etc.

q  Y también hay algunos que antes participábamos en ciertas actividades, pero ahora casi no tenemos relación.

 ¿Qué deseamos?

 Poner los medios para que los jóvenes que lo deseemos, -tanto si trabajamos, estudiamos o estamos en paro; chicos o chicas; solteros o casados, podamos reunirnos para:

q  Conocernos y crecer en la amistad mutua.

q  Dar respuesta, en unión con otros jóvenes, a esa iniciativa de Dios que nos llama y que puede manifestarse en una inquietud que     muchos llevamos dentro, en un deseo de conocer mejor a Jesucristo, crecer en la fe, amar y ayudar a los demás, descubrir y responder a la llamada de Dios a ser cristianos en el mundo de hoy.

q  Ser más felices y vivir con mayor sentido nuestra vida.

¿Qué hacemos y cómo lo hacemos?

q  Un grupo nos reunimos todos los sábados de 12,00 h a 13,30 h y el grupo de los mayores, nos reunimos  los sábados, de 8´15 h a 9´30 h de la tarde. Queremos que haya también un grupo de jóvenes entre los dieciséis y dieciocho años. Este tercer grupo se reuniría o los viernes a las siete de la tarde o los sábados por la mañana. La reunión es en los salones de la parroquia, entrando por la calle Alonso Cano, s/n.

q  Las reuniones de los más jóvenes son variadas y más sobre la marcha. La de los mayores tratan de estos aspectos: Formación bíblico-teológica, escuela de oración, catecumenado de jóvenes, y algunas cuestiones de crecimiento personal psicológico y espiritual.  Además del proyecto personal de vida, y estudio del catecismo Youcat.

q  Entre todos preparamos  estas reuniones. Cada uno se ha apuntado a uno de estos cuatro aspectos, para preparar los temas.

q  Y  a caminar juntos: ¡En comunidad!, ¡como grupo de fe!

 


Página de los  Grupos de matrimonios:

Matrimonios y adultos

¿Quiénes somos? 

Somos bastantes los matrimonios y adultos que, por unos motivos u otros, nos relacionamos con la parroquia (aunque no solemos coincidir todos juntos).

q  Unos somos catequistas o lo hemos sido.

q  Otros formamos parte del grupo de mujeres o de hombres.

q  Otros muchos acudimos a la parroquia los sábados o domingos a misa.

q  También estamos algunos que participamos en grupos como: de oración, prematrimo-niales, prebautismales, reuniones de padres de niños de catequesis, etc.

q   Estamos algunos que antes participábamos en ciertas actividades, pero ahora casi no tenemos relación con la parroquia.

q  Bastantes estamos en otras actividades, pero la mayoría de las veces, participamos por separado y no como matrimonio.

 

¿Qué deseamos?

 Poner los medios para que los matrimonios que lo deseemos, podamos reunirnos para:

q  Conocernos y crecer en la amistad mutua.

q  Dar respuesta, en unión con otros matrimonios, a esa iniciativa de Dios que nos llama y que  puede manifestarse en una inquietud que  muchos llevamos dentro, en un deseo de conocer mejor a Jesucristo, crecer en la fe, amar y ayudar a los demás, descubrir y responder a la llamada de Dios a ser cristianos en el mundo de hoy.

q  Ser más felices y vivir con mayor sentido nuestra vida.

q  Ayudarnos en la tarea de ser esposos y padres.

¿Qué hacemos y cómo lo hacemos?

q  Hay dos grupos de matrimonios y adultos: uno de jóvenes ( hasta cuarenta años más o menos) y otro de mediana edad

q  El grupo de  los más  jóvenes nos reunimos sábados alternos de 6´00h a 7´15h  de la tarde. Los matrimonios de mediana edad nos reunimos jueves alternos de 8´00h a 9´15h de la tarde. El lugar son   los salones de la parroquia, entrando por la calle Alonso Cano, s/n.

q  Las reuniones las organizamos entre todos y tratan de diversos  aspectos que tienen que ver con nosotros como personas, esposos,  cristianos, etc

q   Y   caminamos juntos: ¡En comunidad!, ¡como grupo de fe!

 

 

Si estáis interesados en participar de esta comunidad de matrimonios y adultos, hablad con el sacerdote y dadle vuestro nombre y teléfono.

 Ya somos varios los matrimonios y adultos que  nos estamos reuniendo.  Nos pondremos en contacto contigo.

 

 

Parroquia de la Asunción.

C/ Alonso Cano s/n ó San Sebastián , 10

 

 


Página de  Cáritas y Pastoral de la Salud:

 Cáritas

Equipos de Cáritas Parroquiales

    Los grupos de Cáritas Parroquiales son la base del trabajo de Cáritas; a ellos suelen llegar por primera vez las personas en demanda de ayuda. Nuestro grupo de cáritas parroquial de la Asunción es uno de estos equipos

   Estos grupos son- somos-  los encargados de hacer la primera acogida, tan importante para el trabajo posterior que se realiza en los distintos programas de Cáritas Diocesana o las Cáritas Interparroquiales

  La  mayor riqueza  de estos grupos parroquiales es el voluntariado. En Albacete está  compuesto por un total de 840 personas, 240 hombres y 600 mujeres, incluidos sacerdotes, religiosos/as, miembros de institutos seculares y laicos/as. En la parroquia de la Asunción somos unas diez o doce personas. Entre nuestras  principales actividades está un continuado proceso formativo

Estos grupos parroquiales suelen utilizar recursos propios, en la mayoría de los casos no muy grandes, con los que realizan acciones significativas relacionadas con la atención primaria (necesidades básicas), cooperación internacional, drogodependencias, búsqueda de empleo, enfermos, infancia en situación de riesgo, inmigrantes, formación del voluntariado, atención a personas mayores, mujer y familia, sensibilización, transeúntes, etc...

Nosotros, en la parroquia de la Asunción, nos reunimos los terceros viernes de mes, por la tarde. Dedicamos la primera parte a tratar algún tema o alguna cuestión formativa, y luego nos quedamos un rato más, estudiando o compartiendo los casos que estamos atendiendo o los que se nos han presentado nuevos.

Además también estamos en el salón parroquial todos los lunes, sobre las seis de la tarde, para atender a las personas que acuden para presentar algún problema o situación personal o familiar .

 

 

 

 

Pastoral de la Salud

 

     Nos reunimos los terceros jueves de mes a las cinco menos cuarto. En esta reunión leemos un tema de formación y luego nos distribuimos a los enfermos para visitarlos durante todas las semanas.

     Lo que solemos hacer está bien resumido en una carta que enviamos al principio de curso a todas las personas de la parroquia y que dice así:

A los enfermos, ancianos, familiares y a toda la parroquia.

         Queridos amigos: La enfermedad y los dolores han sido siempre considerados como una de las mayores dificultades que angustian la conciencia de los hombres.

            Los Evangelios muestran claramente el cuidado corporal y espiritual con que el Señor atendió a los enfermos y el esmero que puso que encargar a sus discípulos que procedieran de igual manera.

            La persona, al enfermar – e incluso al verse debilitada por la ancianidad y por el paso de los años- necesita de una especial gracia de Dios para que no desfallezca su ánimo y no se debilite su fe.

            La PARROQUIA dentro de sus muchas preocupaciones y tareas (catequesis de los niños, jóvenes y adultos, momentos de oración, celebración de los sacramentos, atención a las personas y familias con dificultades económicas, etc) es una comunidad de amor y la enfermedad  y la ancianidad de uno de sus miembros le ofrece la ocasión de actuar siguiendo el ejemplo y el mandato del Señor.

            Todos los cristianos debemos preocuparnos de los enfermos y ancianos, visitándolos, confortándolos,.... Pero en la parroquia hay un grupo que intenta vivir su fe y sus inquietudes ayudando en este difícil mundo del dolor y del sufrimiento de los enfermos y ancianos: Es el GRUPO DE PASTORAL DE LA SALUD: Visitan a los ancianos y enfermos todas las semanas, les llevan la Sagrada Comunión a quienes lo desean,... y está abierto para que pueda participar en él e incorporarse cualquier persona que lo desee.

            Os pedimos dos cosas:

Ø      Si conocéis a algún enfermo o anciano que no salga de casa y que desean ser visitados, avisadnos a la parroquia.

Ø      Si alguno de vosotros desea incorporarse a este grupo de Pastoral de la Salud, pasad por la parroquia y nos lo decís.

Confiamos en  vuestro interés y colaboración

 

 


Grupos de Liturgia, UNER y otros grupos de oración:

 

Grupo de liturgia

 

Somos el grupo de liturgia de la parroquia de la Asunción.

Participamos en él unas  27 personas, hombres y mujeres  y lo coordina  José Luis el párroco.

Nos reunimos el primer jueves de cada mes a las 4:45 de la tarde

¿Qué hacemos?

Comenzamos con una oración, y después estudiamos un tema de formación , variando según el tiempo o el trabajo de la diócesis pero sobre todo se basa sobre liturgia en la eucaristía y demás celebraciones.

Después nos distribuimos el trabajo de lectores en las distintas misas.

En este grupo hay lectores, cantores y otras personas se dedican al cuidado de la ornamentación, flores, manteles y cuidado del altar .

El objetivo del grupo es cuidar la liturgia y dar a la eucaristía el puesto central que le compete en la vida parroquial (Comunidad Eucarística) y redescubrir la propia Iglesia parroquial.

Si os gusta la liturgia y queréis trabajar en ella os invitamos a venir a la parroquia y a preguntar por el equipo de liturgia.

 

  (UNER)

 

¨ Marías de los Sagrarios y Discípulos de San Juan ( Adultos: Mujeres y hombres).

¨ Juventud Eucarística Reparadora.

¨ Niños y Niñas Reparadores

  ¿Qué es?

   Es una Obra Eclesial –fundada en España el año 1910 por el Obispo D. Manuel González García- de espiritualidad y apostolado Eucarísticos, abierta a todos los fieles cristianos, insertada en la dinámica pastoral parroquial y diocesana.

Fines

· La gloria de Dios y la santificación de sus miembros por la vivencia del Sacrificio Eucarístico, fuente y cima de toda la vida cristiana ( Fin general ).

· Dar y Buscar Reparación, organizada y permanentemente, al Corazón de Jesús, en unión de María Inmaculada, por el abandono e ingratitud de los hombres y mujeres con su Eucaristía: Sacrificio, Comunión y Presencia real permanente, aspirando a identificarse con Él, y a trabajar apostólicamente por una creciente aproximación a Jesús Sacramentado, para procurar devolver a Cristo amor por amor.

Espiritualidad

· Vivir la Eucaristía de forma contemplativa y activa, en la comunidad parroquial preferentemente, con espíritu de reparación a Jesucristo Sacramentado, para llevar compañía a la Misa y al Sagrario no frecuentados o abandonados, mediante:

     * Participación diaria en la Eucaristía, Adoración al Santísimo sacramento, ofrecimiento de las buenas obras diarias.

     * Trabajo apostólico, yendo a Sagrarios de pueblos o suburbios más necesitados y fomentar en ellos la vida eucarística.

· Devoción a la Santísima Virgen Madre de Dios y de la Iglesia, que fue la primera en acompañar a Jesús hasta el fin y vivir la Eucaristía en toda su plenitud.

· Unirse con fe viva y operante a los sentimientos de Jesús Sacerdote y Víctima, procurando participar en su oblación  como hostia viva, santa y agradable a Dios, imitarlo en el amor hasta el fin, confiar en su Corazón, orar y dar testimonio de Cristo Sacramentado, realizando el deseo del Fundador: “A más abandono, más compañía”.  

Apostolado

Posibles campos:

¨ Acudir a pueblos y parroquias más necesitadas y ofrecer sus servicios a los párrocos para aquellas actividades que les encomienden. De forma habitual, esta tarea la realizará cada uno en su parroquia.

¨ Colaborar, especialmente, en aquellos movimientos y obras eclesiales que tengan como fin la promoción de la Eucaristía.

¨ Promover la vida litúrgica y bíblica, mediante la preparación de las Celebraciones de la Eucaristía y de la Penitencia.

¨ Visitar a Jesús Eucaristía en los Sagrarios en que esté menos acompañado.

¨ Colaborar en la dignificación de la liturgia eucarística y, según posibilidades, proporcionar vasos sagrados, ornamentos, etc, a las Iglesias necesitadas.

¨ Participar en la acción catequética.

¨ Visitar a los enfermos y fomentar en ellos el deseo de unirse espiritualmente a la Celebración de la Eucaristía, así como el de recibir la Comunión.

¨ Fomentar las vocaciones sacerdotales.

¨ Preocuparse de los más abandonados espiritual o materialmente, como identificados con Cristo pobre y abandonado.

 

Los miembros que por edad, enfermedad, etc no pueden ocuparse de forma activa en algún apostolado, realizan su misión apostólica con la oración y el testimonio de vida.

 Lo que hacemos

· En Albacete, actualmente, hay un centro en la capital, al que pertenecemos y acudimos de varias parroquias.

 · Está en la parroquia de la Asunción, calle San Sebastián número 10.

· Nos reunimos los segundos y cuartos jueves de mes:

     * Los segundos jueves de mes, a las seis menos cuarto de la tarde (17,45h), tenemos Exposición del Santísimo y Oración. Sobre las siete de la tarde rezamos el Rosario y a las siete y media ( 19,30 h) participamos en la Celebración de la Eucaristía.

     * Los cuartos jueves de mes tenemos formación. Nos reunimos a las cinco y media de la tarde ( 17,30 h). Después de la formación, sobre las siete de la tarde, tenemos Exposición del Santísimo y rezo del Santo Rosario y a las siete y media Celebración de la Eucaristía.

 Las personas que tengan dificultades para venir a las cinco y media para la formación, tienen la posibilidad de participar en otro grupo de formación que se reúne a las ocho de la tarde (20,00 h).

  Informaciones y otros detalles. 

Ø      Si en alguna parroquia o pueblo hay un grupo de personas que –junto con el sacerdote- desean iniciar un centro o grupo de UNER en su parroquia o en su pueblo,  pueden venir a la parroquia de la Asunción algún  jueves por la tarde y preguntar por :

       -  Tidi  Mansilla .

       -  Hermana Mónica María.

       -  José Luis Miranda (sacerdote) 

Ø      Esta obra eclesial de la UNER está abierta a personas adultas ( hombres y mujeres), y también a jóvenes y niños. En el caso de jóvenes y niños se formarán, cuando los haya, grupos especiales.

 

 GRUPO DE ORACIÓN

 

     Desde hace varios años, un grupo de unos treinta y cinco hombres y mujeres  nos reunimos un lunes cada quince días, es decir, lunes alternos, de  ocho a nueve de la noche. Nos reunimos para aprender a orar y para orar juntos.

     Los primeros veinte o veinticinco minutos estamos en un salón- entrando por la calle Alonso Cano- y leemos y dialogamos una ficha que trata sobre cuestiones de oración. Cada día es una ficha distinta.

     A las ocho y media pasamos a la Iglesia y hacemos media hora de oración. Este rato de oración varía de unos años a otros, pero en la actualidad exponemos el Santísimo y rezamos vísperas, con un momento largo de silencio y oración.

Sería conveniente recordar algo que ya sabemos:

La oración personal, la oración en grupo y la oración litúrgica, no se excluyen, sino que se complementan y enriquecen.

Es cierto que se puede orar en cualquier lugar, y que toda la creación es como un gran templo ‑ casa de oración. Pero el templo parroquial es el lugar privilegiado de presencia del Señor:

‑Está presente en su comunidad reunida.

‑Está presente en su palabra proclamada.

‑Está presente en la Eucaristía (en la celebración y en la reserva).

No obstante, esto no debe hacernos olvidar algo que hemos dicho antes: “Somos templos del Espíritu. Dios habita en nosotros”.

Posiblemente, una de las responsabilidades, de las tareas, que una comunidad parroquial podría realizar sería la creación de un grupo de oración, o de unos espacios y momentos para orar en grupo (además de la oración personal y de la liturgia).

Un grupo de oración es aquel que se compromete en la animación de la oración comunitaria y personal. Ha de promover y cuidar espacios y momentos de oración para los distintos agentes de pastoral y grupos parroquiales.

Se reúne con una periodicidad establecida (semanal o quincenal, por ejemplo). El responsable puede ser el sacerdote, pero también un seglar que tenga un “carisma especial” para la animación de esta dimensión de nuestra vida de fe.

Estos momentos de oración pueden tener dos partes:

a).‑      Una primera parte en la que se lee o estudia algún aspecto relacionado con la oración, vida de fe, esperanza y caridad, etc .No debe durar más de 20 ‑ 25 minutos.

b).‑      Una segunda parte, de oración propiamente dicha. La duración podría ser variable, pero podría oscilar entre 30 minutos y una hora.

Esta segunda parte de oración puede seguir un esquema más o menos fijo o variar . Algunas características de esta oración en grupo serían:

‑Esta oración es formulada desde un “nosotros”. No soy yo sólo quien está rezando. Somos un grupo.

‑No es una especie de reunión de grupo, o de diálogo de unos con otros (relaciones psico‑sociológicas), sino de una relación de “Nosotros” y “Dios”. Hemos sido convocados por el Espíritu Santo, es Él quien nos inspira, estamos conformados por la presencia del Señor Jesús.

‑Cuando alguien habla, o pide, o adora, o alaba, aunque lo haga y su formulación sea personal ‑yo‑ , esa oración tendrá la fuerza del “nosotros”, y en cada momento, el grupo orará uniéndose a la oración de cada uno.

‑Debería estar abierta y en sintonía no sólo con las alegrías o tristezas de los miembros del grupo, sino con los gozos y esperanzas, tristezas y dolores de nuestro mundo, necesidades de la Iglesia universal, tareas y compromisos personales y parroquiales, etc.

‑Se situaría como en un lugar intermedio entre la oración personal y las celebraciones litúrgicas.

 

 


Varios: Coro de jóvenes, Grupo de Scout, Monaguillos

 

Coro de jóvenes

El Coro de La  Asunción : un servicio a la Parroquia

 

POR Mª ISABEL Y Mª CARMEN LAESPADA GARCÍA

            En primer lugar, nos presentaremos:

Somos dos albaceteñas y formamos parte del coro parroquial. Todavía no tenemos mucha experiencia como articulistas, pero nos complace mucho colaborar en esta página web escribiendo estas líneas con el fin de  dar a conocer esta actividad, a petición de nuestro párroco, D. José Luis Miranda Alonso. Es más, nos interesa mucho que vosotr@s, chicos y chicas de cualquier edad, nos conozcáis e, incluso, os animéis a participar en el coro, aportando vuestras voces (nunca ha habido ningún requisito para cantar aquí, ya que esto no es un casting de Operación Triunfo) y, lo que es más importante, ofreciendo un servicio a la parroquia, que sin duda os agradecerá la gente que acude a misa, y que os ayudará a comprender la importancia de la Eucaristía de los domingos y a vivir con mayor intensidad las celebraciones a lo largo del año litúrgico, recibiendo una importante formación cristiana.

            Sin duda, y no es por cuestión de orgullo, a la gente que acude a misa le gusta que haya un coro, un coro de voces jóvenes (con esto nos referimos a gente con alegría, dispuesta a defender con ilusión esta importante labor, ya que el margen de edad existente es bastante amplio, desde niños hasta adultos) que, con canciones alegres (si exceptuamos las de Semana Santa, un tiempo que requiere un tono más serio) sólo intentan ayudar a la transmisión del Evangelio, reforzando la lectura en misa de la Palabra de Dios, ya que en estos tiempos no estamos muy acostumbrados a escuchar, y a veces necesitamos más de una vía de entrada para un mismo mensaje. No es extraño que más de un@, salga de la misa del domingo de las 12’30 silbando alguna de estas canciones, y esperamos que, más allá de lo pegadizas que sean, se quede con algo de lo que ésta decía. Y, ya siendo demasiado optimista, que esa persona le hablara a un amigo/a suyo/a sobre el coro, y un domingo de estos se acercaran a la parroquia a escucharnos y a participar en la Eucaristía con todos nosotros.

            Con esto sólo queremos animaros y deciros que esta actividad vale la pena, que se disfruta (lo podemos afirmar, sobre todo, los “veteranos”) y que aquí, además de aprender a cantar (gente de este coro ha iniciado estudios académicos de música), aprendes algo más importante: el mensaje de Cristo. Durante todo el año litúrgico, pasando por las cuatro semanas de Adviento, la Navidad, la Cuaresma, la Pascua y el Tiempo Ordinario, participamos en las principales celebraciones (Jueves Santo, Viernes Santo, Vigilia Pascual, Misa de Nochebuena...), sin olvidar la misa todos los domingos, que tiene gran importancia como día de precepto; y nuestro principal objetivo es que la gente rece, mientras escucha canciones cuyas letras, a menudo, son oraciones, pero también reflexiones sobre nuestra vida interior (nuestra amistad con Dios) y sobre nuestra manera de actuar con los demás, sobre si ponemos o no  en práctica la Palabra de Dios en nuestras vidas allí fuera, en medio del mundo. Son canciones con un gran sentido y profundidad, que están ahí para reflexionar y rezar, ya que se puede rezar de distintas maneras: y una buena manera de hacerlo es hablarle al Señor como le hablamos a nuestros amigos, ya que lo es, y no uno cualquiera. Es el único Amigo que nos ama más que a nada y más que nadie, a pesar de que le demos la espalda y le ofendamos constantemente, el Único que nos perdona una y otra vez en el sacramento de la Penitencia (desgraciadamente, cada vez más en desuso), el Único que por nuestra salvación envió a su hijo Jesucristo, que murió cargando la cruz de nuestros pecados, y resucitó como dijo al tercer día, volviendo a Dios Padre.

            Para finalizar, deciros que estamos a vuestra completa disposición (ahora nos hemos tomado unas pequeñas vacaciones, ya que nuestras gargantas necesitan un descanso, pero estaremos ahí otra vez en Septiembre), y que cantamos los domingos en la misa de las 12,30, auque es conveniente venir al ensayo a las 11’15 para preparar las canciones (sería muy arriesgado improvisar, ¿no?). Así que ya sabéis, si os gusta cantar y queréis hacer amigos en la Parroquia, éste es vuestro sitio. ¡Animaos, y cantad alegres al Señor!

Gracias

 

Y hasta el último latido de mi ser yo lo pongo entre tus manos; si Tú quieres que yo viva, para Ti yo viviré.

 

Es imposible conocerte y no amarte. Es imposible amarte y no seguirte.

 

Cristo mi centro, mi esperanza, mi sentido, mi calor. Eres mi contexto, eres mi casa, mi sosiego, mi valor. Y dejaré cuanto me aparte de la vida que me das; mi libertad está en tus manos, eres mi felicidad.

 

MOVIMIENTO SCOUT CATÓLICO


Fundado en 1961, el Movimiento Scout Católico agrupa niños, niñas y jóvenes desde los 6 hasta más allá de los 20 años.

Es un movimiento integral de la persona, siguiendo la metodología scout. Bajo la perspectiva de la palabra y el testimonio de Jesús, se propone educar personas libres y responsables, abiertas y solidarias, comprometidas y críticas. A través de la vida en pequeño grupo, jóvenes y adultos viven el compromiso personal y colectivo, descubren y desarrollan su potencial, convirtiéndose en artesanos de su propio crecimiento. Juntos avanzan en la construcción de una sociedad más justa, más libre y más humana.

Y para hacer posible esta realidad viva, miles de responsables scouts trabajan voluntariamente para transmitir con su ejemplo la fidelidad a la promesa y a la ley scout. Acompañando a los demás fieles a la misión de formar cristianos conscientes y ciudadanos comprometidos.

 

CASTORES/AS - LOBATOS/AS, de 4 a 11 años.

Un Mundo Nuevo

Durante la primera etapa, el escultismo se vive en gran grupo y el marco de relaciones se amplía del ámbito familiar al grupo de amigos. Castores hasta los 8 años, lobatos después, el contacto con la naturaleza y otros recursos como la narración, la expresión cultural y artística y la experiencia personal. En la práctica organizativa el gran grupo se reparte en seisenas.

 

SCOUTS, de 11 a 14 años.

En Busca de la Aventura

Los chicos y chicas de esta edad se organizan en patrullas de 6 a 8 scouts donde cada uno asume responsabilidades concretas y el compromiso de colaborar con los demás, la aventura se plantea como la exploración de sí mismo y del mundo que nos rodea a través de las actividades realizadas en la naturaleza y en equipo como medio de aprendizaje de servicio a los compañeros.

 

PIONEROS, de 14 a 17 años

De la Ilusión al Compromiso

En esta etapa el escultismo propone una actitud de vida para la participación, la confianza y la responsabilidad. Se les propone luchar por un mundo más fraternal y más justo a través de la empresa primera, que prepara a chicos y chicas para ser solidarios, activos y comprometidos con su mundo, en el grupo de pioneros todos asumen el protagonismo; todos preparan la acción, todos eligen, todos participan, todos tienen un rol indiscutible. Todos tienen la palabra.

 

RUTAS, de 17 años en adelante

Vivir la Ruta con los Compañeros

El objetivo fundamental de esta etapa es conseguir que la gente joven sea autónoma, es decir, capaz de plantearse sus propias metas y encontrar medios para solucionar problemas. En el grupo siempre hay amigos que ayudan y animan a incorporarse activamente en la sociedad, a ser personas responsables y comprometidas y llevar a la práctica los valores humanos y cristianos asimilados en la educación.

 

Por la educación integral y el compromiso.

El MSC entiende la educación como un proyecto de crecimiento y enriquecimiento común, donde los chicos y chicas, a través de los principios del escultismo, persiguen la formación integral de la persona y el compromiso de colaborar en la transformación y mejora de la sociedad.

Por una opción de fe.

Abierto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, el MSC opta por el Evangelio como fuente de inspiración y apuesta para que cada niño, cada niña y cada joven sea protagonista del mañana y continuador de la creación.

Por la persona.

El centro del proyecto scout es la persona y para ella el MSC opta por un modelo que permita construirse a sí misma, con especial sensibilidad hacia la diversidad cultural: con sensibilidad hacia la diversidad cultural; con capacidad para conocer, compartir y a agradecer las experiencias propias y ajenas; y con una actitud vital, generosa y responsable.

Por el respeto medioambiental.

Para los scouts, la naturaleza es además del lugar donde se desarrollan las actividades educativas y lúdicas, el patrimonio vital de la humanidad. Por ello, su conocimiento y respeto, su conservación y estima, así como su defensa y mejora desde la perspectiva ecológica, son contenidos ineludibles de la educación scout.

Por una sociedad justa.

El MSC opta por una sociedad que queremos transformar, enraizados y comprometidos con nuestra gente y nuestro territorio. Optamos por la construcción de una sociedad más humana; acogedora y tolerante, solidaria y participativa, atenta al reparto equitativo de los bienes y por una sociedad que se sabe de la Tierra y en armonía con la vida.

 

 

 

 

MONAGUILLOS y MONAGUILLAS

 

¿QUÉ  ES UN MONAGUILLO?

Todos  sabemos  lo  que  queremos  decir  cuando  decimos  que  alguien  es  un  monaguillo, pero  bueno  será  recordarlo. Un  monaguillo  es  alguien  que  ayuda  a  la  misa  y  a  otros  ministerios  del  altar.

En  primer  lugar, ayuda  a  la  misa. Este  es el momento  más  importante  para  un  monaguillo. Para  todo  cristiano, la  misa  es fuente y cumbre  de  su  vida  cristiana. Pues  para  un  monaguillo, con  mayor  razón. El  monaguillo  tiene  que  amar  la  celebración  de  la  eucaristía, pues  en  ella  está  presente  Jesús, el  Señor,  de  un  modo  muy  especial:

*está  presente  en  el  sacerdote  que  preside,

*está  presente  en  la  Palabra  proclamada  en  las  lecturas,

*está  presente  en  la  reunión  de  los  cristianos  en  la  iglesia,

*está  presente  sobre  todo  en  el  pan  y  el  vino   consagrados.

En  segundo  lugar, el  monaguillo  realiza  también  otros  ministerios. Es  decir, que  él  es  un  ``ministro ´´ , palabra  que  significa  ``servidor´´. Por  tanto, el  monaguillo  es  alguien  que  tiene  un  auténtico  espíritu  de  servicio, y  que  está  contento  cuando, con  sus  obras, presta  una  ayuda  eficaz  en  su  parroquia  y  en  medio  de  sus  hermanos  cristianos.

Y, ¿a  quien  sirve  el  monaguillo?  También  nos  lo  dice  la  frase  que  hemos  visto  más  arriba: sirve  al  altar. Y  eso  significa  que  presta  un  auténtico  servicio  al  Señor  que  se  hace  presente  sobre  el  altar, y  al  sacerdote  que  lo   representa  por  la  ordenación  que  ha  recibido, y  también  a  toda  la  comunidad  reunida  para  celebrar  la  Eucaristía  y  las  demás  acciones  litúrgicas. Realmente  ser  monaguillo  es  un  ministerio  precioso.¡Alegre  servidor  de  Dios  y  de  los  hermanos¡

¿CÓMO  DEBE  SER  UN  MONAGUILLO?

No  basta  con  que  sea  un  buen  chico  o  una  buena  chica; algo  por  otra  parte  totalmente  necesario. Debe  tener  ante  todo  un  gran  deseo  de  servir  al  Señor, al  sacerdote  y  a  toda  la  comunidad. Debe  amar  a  Jesús  de  todo  corazón, y  desear  ardientemente  que  todo  el  mundo  lo  conozca  y  lo  escuche.

Para  ser  un  buen  ministro  del  altar  de  Dios, se  necesitan  buenas  cualidades  y         una  adecuada  preparación.

*El  buen  monaguillo  es  puntual  a  la  hora  de  su  servicio, para  poder    prepararse  bien  y  sin  prisas.

*El  buen  monaguillo  es  fiel  a  su  compromiso, aunque  a  veces  para  ello  deba  renunciar  a  otras  cosas  que  también  le  gustan.

*El  buen  monaguillo  es  constante  en  las  reuniones  del  grupo  parroquial  o  de  la  comunidad, en  la  catequesis, en  las  preparaciones, y  participa  en  ellas  activamente.

*El  buen  monaguillo  es  ordenado, sabe  donde  deja  las  cosas  y  se  preocupa  de  que  todo  esté  siempre  en  buen  estado.

*El  buen  monaguillo  es  amable, puesto  que  el  trato  con  Jesús  en  el  altar  le   ayuda   a  verlo  presente  en   las  demás  personas.

*El  buen  monaguillo  es  piadoso, le  gusta  dedicar  tiempo  a  rezar, sólo  o  en  comunidad, a  leer  la  Biblia  y  a  participar  de  los  actos  litúrgicos.

*El  buen  monaguillo  es  humilde, está  atento  a  lo  que  enseñan  los  sacerdotes  y  las  demás  personas  mayores  de  la  comunidad, y  no  se  enfada  si  le  corrigen; al  contrario, lo  agradece  de  todo  corazón. Quiere  aprender  cada  vez  más.                                

 


Consejo de Pastoral, consejo de economía, secretaría, etc

 

                                                                                        Consejo de Pastoral

 

El Consejo Parroquial de Pastoral es un grupo de cristianos, seglares y religiosos, que, junto a los sacerdotes de la parroquia, expresan , actualizan y concretan los rasgos característicos de la Iglesia, Misterio de Unidad, Comunión y Misión.

Es expresión privilegiada del talante comunitario de la Fe de la Iglesia. Es ámbito de participación activa en las inquietudes y necesidades pastorales. Y signo de corresponsabilidad en la misión de evangelizar el entorno parroquial.

En el C.P.P. deben estar representadas las distintas tareas pastorales y los diversos carismas eclesiales. Su cometido es estudiar, reflexionar y, por supuesto, rezar, las posibilidades reales de concretar, en el ámbito parroquial, las prioridades emanadas de la Iglesia Diocesana. El Consejo se convierte en lugar de escucha de las líneas diocesanas y se hace eco de las necesidades parroquiales. Debe discernir, indicar y sugerir las líneas de actuación, proponiendo el camino a seguir.

Es la ‘pequeña comunidad’, el grupo de representantes de las acciones pastorales que intentan hacer realidad la común-unión de sacerdotes, religiosos y seglares, para cumplir adecuadamente la misión de evangelizar el ámbito parroquial.

El Consejo está formado por: los sacerdotes de la parroquia, un religioso y religiosa elegidos por sus respectivas comunidades- en el supuesto de que hubiera alguna orden religiosa en el barrio o trabajando en la parroquia,  un seglar representante de cada una de las acciones pastorales.

Su función particular es ser órgano de expresión, de consulta, de estudio, de exposición de necesidades, y de concreciones, que permita establecer propuestas y acuerdos de acción pastoral conjuntada. Sus decisiones serán tenidas en cuenta por los responsables de la pastoral parroquial, como líneas a seguir o acciones a realizar.

Para su desarrollo y buen funcionamiento es necesario alimentar actitudes de apertura, aceptación, respeto mutuo, escucha, responsabilidad, participación, en definitiva, caridad fraterna entre todos sus miembros; animados y fortalecidos en el espíritu de oración.

En la actualidad somos entre 20 y 25 miembros.

 

                                  Consejo de Asuntos Económicos

 

La constitución del Consejo Parroquial de Asuntos Económicos es obligatoria en todas las parroquias .

 Es un órgano de carácter consultivo, por el que un grupo de seglares ayudamos al párroco en la administración de los bienes de la parroquia, expresando y realizando de este modo nuestra  corresponsabilidad en esta tarea.

 Se rige de acuerdo con la legislación canónica vigente.

 FUNCIONES

- El Consejo ayuda al párroco en sus funciones de administrador parroquial sobre todo, en:

1.º La elaboración del presupuesto.

2.º La ejecución del presupuesto.

3·º La preparación del balance anual de las cuentas de ingresos y gastos.

4·º La custodia de los bienes del inventario parroquial y la obtención de su mayor rentabilidad.

5·º La sensibilización de los fieles sobre el deber de contribuir al sostenimiento de la Iglesia.

6.º La preparación de los expedientes de enajenación, arrendamiento y similares de los bienes parroquiales, de acuerdo con los criterios del Consejo Diocesano de Asuntos Económicos.

 ESTRUCTURA

- Es un órgano formalmente distinto del Consejo Pastoral, aunque conviene que exista entre ambos la debida conexión.

- Es un órgano de composición sencilla, en orden a que pueda trabajar con agilidad y eficacia. Por lo que el número de sus miembros no debe ser menor de dos personas, pero tampoco ser tan numeroso como el consejo de pastoral.

- La preside el párroco, quien, como representante legal de la parroquia  es el administrador de los bienes parroquiales.. El párroco fija el orden del día, convoca y modera las reuniones.

 

                                         Grupo de secretaría, oficina

 

Somos un grupo de unas  cinco personas que nos encargamos de todo lo relacionado  con las tareas de mantenimiento de los libros parroquiales,  envío de correspondencia, cartas, folletos y documentos que se elaboran a lo largo del curso, etc. Todo esto y lo que va surgiendo para preparar los materiales que se van utilizando a lo largo del año pastoral lo realizamos juntamente con el párroco.

 

 


Células-Grupos  Parroquiales  de  Evangelización

Somos un grupo de personas que nos venimos reuniendo los miércoles por la tarde, a las ocho. Nuestra tarea es concienciarnos y concienciar a la comunidad de la necesidad de poner en práctica el mandato del Señor: Id por todo el mundo y predicad el evangelio.

Si os animáis, venid a la parroquia y preguntad al párroco.

1.- HISTORIA

Don Pigi, párroco de San Eustorgio en Milán, en 1987, después de haber visitado una parroquia en Florida, llamó a cuarenta fieles de su parroquia a compartir el compromiso de formar en su parroquia una comunidad animada por una fe ardiente, una gran experiencia de adoración eucarística y una dedicación especial a la evangelización. Esta experiencia se ha ido extendiendo, como por contagio, por todo el mundo.

El Pontificio Consejo para los Laicos, en mayo del  2009 ha reconocido la experiencia de las células parroquiales de evangelización.

Queremos aprovechar este momento, para exponer algunas ideas, un tanto adaptadas a nuestra situación, y colaborar para introducir este método de evangelización en las parroquias que lo deseen, cuyo objetivo es contribuir a la renovación de las parroquias, como medio para hacerlas más misioneras. El carácter espiritual del método, sus fundamentos teológicos, su historia, así como la manera de ponerlo en práctica, lo hacen atractivo.

2.- CONVICCIONES

1.- En la base de la evangelización: La adoración eucarística

Según este método de evangelización, la adoración eucarística es la base de la evangelización. Se necesitan momentos fuertes de oración, para dar un nuevo impulso a la fe y la esperanza de los católicos. Es necesario incorporar  a toda la comunidad cristiana de la parroquia. Por ejemplo: En las Eucaristías, momentos de oración comunitaria, etc orar por esta experiencia que se va a iniciar.
Iniciar la adoración eucarística es la primera iniciativa de una parroquia que quiere llevar a cabo la aplicación del método de las células. Muchos han tratado de prescindir de la adoración, pero el sistema de células no duró mucho.
El primer efecto de esta iniciativa, según los que lo practican, es el crecimiento de la caridad fraterna en la parroquia, así como el crecimiento del espíritu de comunión. Es necesario que Jesús y nosotros, seamos un cuerpo, Su Cuerpo, es decir, la Iglesia. Y esta unión con Cristo es  lo que nos une y nos impulsa a servir, a evangelizar.

2.- Una conciencia clara de que el Espíritu Santo es “el agente principal” en la tarea evangelizadora.
Esto debe llevarnos a invocarle, confiar en Él, contar con su impulso, …

3.- Una referencia necesaria a la exhortación apostólica de Pablo VI, Evangelii Nuntiandi.
De hecho, hemos de estudiarla en varias reuniones.

4.- Incorporada en la comunidad Parroquial

La célula es parte de un cuerpo, la parroquia, en la que cada recién llegado encuentra naturalmente su lugar. Tan pronto como se dé cuenta de los dones que el Señor le ha dado, él mismo se pondrá también a servir y a evangelizar. Mientras tanto, le rogamos que vaya haciendo su lista de “los más cercanos” para ir pasando poco a poco,  del papel de  persona invitada a la de evangelizadora.
De esta manera, la célula se convierte en la experiencia de una mediación comunitaria. De hecho, se encuentra entre una pequeña comunidad: la familia y una gran comunidad: la parroquia, con beneficios para todos.

3.- ¿QUÉ SON?   Sería una pequeña comunidad de cristianos que mantienen entre sí relaciones naturales (primarias) y que quieren evangelizar en su entorno (familia, vecinos,  amigos, compañeros de trabajo, estudio y ocio). Con ellos es con quienes, en las relaciones naturales de cada día, estoy llamado por Dios a vivir y compartir la fe.

4.-  OBJETIVO: La EVANGELIZACIÓN en el propio medio ambiente de cada uno.  PRIORIDAD EFECTIVA EN LA PARROQUIA.

5.- PROCESO:

     El ideograma (dibujo o gráfico que presentamos un poco más abajo), con apariencia como de una bomba, en un primer momento espantó al Padre Cantalamessa, predicador de la casa pontificia,  pero después de una detallada explicación concluyó: verdaderamente se trata de una bomba,  que explota en el interior, con una fuerza de amor que se difunde en una reacción en cadena desde un extremo de la tierra hasta el resto de la humanidad diseminando  amor, paz y alegría. Tal es la fuerza del anuncio de Jesús como Señor y Salvador que promueve el paso de aquel que ha sido evangelizado y lo convierte en evangelizador. Los protagonistas son: el Espíritu Santo, el evangelizador, y el hermano  a evangelizar.

El proceso se compone de 7 etapas:

1.1.- Oración y planteamientos.
1.2.- Lista del “oikós”: 10 amigos, etc
2.- Servicio
3.- Compartir a Jesús
4.- Explicación, respuesta a los interrogantes
5.- Invitación a participar en una célula o grupo
6.- Reuniones de la célula en una casa
7.- Paso a la Comunidad-parroquia. De evangelizada a evangelizadora.

 

Conclusión

Sostenido por esta visión de crecimiento, el sacerdote – y los seglares- dedicados a la Célula Parroquial de Evangelización, podrán experimentar  cómo se derrama la gracia del Señor. Gracia  que ellos recibirán con gratitud, para emprender el mandato misionero. Esta visión experiencia, trasciende y estimula. Ella da coraje, entusiasmo y pasión. El ministerio del sacerdote y la tarea de los seglares que se comprometen y viven esta experiencia de “las Células Parroquiales de Evangelización” no tiene otro objetivo que no sea aquel de actualizar y aplicar lo que Pablo dijo a los cristianos presos de Colosas: “anunciar cumplidamente la palabra de Dios” (Col 1,25) porque el Evangelio “da fruto y crece en todo el mundo” (Col 1,6).